14 de febrero: Miércoles de Ceniza

miércoles 14 febrero 2024 | El Santo del día

El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma. El ritual implica la bendición e imposición de ceniza en la frente, hecha de palmas bendecidas en el Domingo de Ramos anterior.

El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma, este año el 14 de febrero, invitando a los fieles a 40 días de reflexión sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. La imposición de cenizas, surgida en los primeros siglos, se remonta a la Iglesia primitiva, donde los penitentes se cubrían con ceniza en un «hábito penitencial.» Desde el siglo XI, la Iglesia en Roma instituyó este gesto al inicio de la Cuaresma.

La ceniza, simbolizando fragilidad y mortalidad, recuerda la necesidad de la misericordia divina. El Directorio litúrgico destaca su sentido penitencial, llamando a la conversión. El Miércoles de Ceniza, entonces, no es solo un rito externo, sino un llamado al corazón penitente.

La palabra «ceniza,» del latín cinis, simboliza la combustión por el fuego, adoptando significados de muerte, humildad y penitencia. Este miércoles inicia la Cuaresma, marcada por penitencia, ayuno y arrepentimiento, recordando los 40 días de Jesús en el desierto.

El ayuno, para católicos de 18 a 59 años, busca reducir la ingesta diaria. Durante la celebración, los sacerdotes aplican cenizas con la frase bíblica, recordando la fugacidad de la vida. Esta tradición, heredera de la Hebrea, donde las cenizas representaban arrepentimiento, proviene de la quema de palmas y ramos bendecidos en el Domingo de Ramos anterior, rociados con agua bendita y aromatizados con incienso. Un simbolismo profundo que conecta a los fieles con la humildad, la penitencia y la búsqueda de la misericordia divina.

 


Mt 6,1-6.16-18
«Tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará«

Más noticias