El Papa Francisco lanza el Año de la Oración en preparación del Jubileo

Martes 23 Enero 2024 | Papa Francisco / Vaticano

Para vivir el “tiempo de gracia” hasta la apertura de la Puerta Santa, el Pontífice en el Ángelus pidió a los fieles “intensificar” la oración. Inicia así este año especial en el que todas las diócesis están invitadas a proponer peregrinaciones, itinerarios o momentos de oración individual o comunitaria con los obispos y los fieles. El Dicasterio para la Evangelización publicará una serie de “Apuntes sobre la oración” para la ocasión. (Fuente: Vatican News)

El Papa Francisco inaugura el Año de la Oración, “un año dedicado a redescubrir el gran valor y la absoluta necesidad de la oración.

La oración en la vida personal, en la vida de la Iglesia, la oración en el mundo”.

Vivir un tiempo de gracia

El anuncio del Pontífice se produjo al final del Ángelus de este domingo 21 de enero, V Domingo de la Palabra de Dios. Tras la catequesis, el Papa recordó a los 20.000 fieles presentes en la Plaza de San Pedro que “los próximos meses nos conducirán a la apertura de la Puerta Santa con la que iniciaremos el Jubileo.

Les pido que intensifiquen la oración para vivir este tiempo de gracia”.

Iniciativas en las diócesis del mundo

Para ello, el Papa Francisco da comienzo a este año especial -que sigue al dedicado a la reflexión sobre los documentos y al estudio de los frutos del Concilio Vaticano II- durante el cual se trabajará en las diócesis de todo el mundo para redescubrir la centralidad de la oración.

En preparación del Año Santo 2025, se invita a las diócesis a promover momentos de oración individual y comunitaria. Se proponen “peregrinaciones de oración” hacia el Jubileo o itinerarios de escuelas de oración con etapas mensuales o semanales, presididas por los obispos, en las que implicar a todo el Pueblo de Dios.

Una serie de “Notas” del Dicasterio para la Evangelización

Para vivir plenamente este año, el Dicasterio para la Evangelización publicará una serie de “Apuntes sobre la oración”, para volver a poner en el centro la relación profunda con el Señor, a través de las múltiples formas de oración contempladas en la rica tradición católica.

Más noticias