Miércoles 28 de febrero: San Román

miércoles 28 febrero 2024 | El Santo del día

San Román y su hermano San Lupicino fundaron monasterios en las Montañas del Jura. Román dedicó su vida a obras piadosas y curaciones milagrosas. Cuidó de enfermos y leprosos, logrando milagros.

La vida de San Román de Condat no puede narrarse sin incorporar la vida de su hemrano San Lupicino. En las Montañas del Jura, Francia, fundaron varios monasterios, como la abadía de Condat, Lauconne, La Balme y Romainmôtier (Suiza). Mientras Lupicino se ocupaba de su cuidado con rigurosidad, Román dedicaba su tiempo a obras piadosas, realizando curaciones milagrosas.

Román atendía a los enfermos y cuidaba de los leprosos. Una noche, al visitarlos, les proporcionó alivio y paz. Mientras dormían, les hizo la señal de la cruz y besó sus rostros llenos de escamas y úlceras, logrando un milagroso cambio: al despertar, sus rostros estaban limpios y libres de lepra.

En su vejez, Román pidió ser enterrado en un lugar accesible para todos. Se cumplió su deseo con la construcción en la actual Pratz, de un sepulcro en una colina cercana al monasterio. Posteriormente, se erigió un santuario sobre su tumba, ya que la capacidad de San Román para realizar curaciones persistió incluso después de su muerte. Su legado perdura como ejemplo de compasión y milagros al servicio de Dios.

 

Fuente: Nominis

 


 

Mt 20,17-28
«Lo condenarán a muerte«

Más noticias